Regional

Captura de video
Con calles, conserjería y vista al mar: polémica toma se convirtió en «condominio» en Horcón

Una toma ilegal de terreno, que prácticamente se convirtió en un “condominio”, registra la comuna de Puchuncaví, en la región de Valparaíso, donde cerca de 200 familias realizaron la división de un terreno de 17 hectáreas. 

Tal como publicó el matinal Mucho Gusto, se trata de la toma “Alto Rucalhue” en Horcón, la que se comenzó a instalar en 2019. 

Dicho terreno contaría con servicios eléctricos, panderetas, calles, conserje y vista al mar

En un registro del medio Canal de la Costa, que mostró el matinal, Daniela Jofré, una de las personas que participó en la toma en un inicio, señaló que las familias que llegaron son de escasos recursos, quienes limpiaron el terreno antes de ocuparlo. “Todos queremos tener nuestras casas, y es la única manera que tenemos, porque subsidio no hay”, añadió. 

A casi tres años desde el inicio de la toma, aumentó considerablemente el número de familias que llegaron a ocupar el predio. Hoy cuentan con caminos, servicios de postes eléctricos, e incluso locales de comida rápida. 

null

En conversación con el medio, vecinos indicaron que escuchan disparos y gritos. “Básicamente, es una mafia, una mafia que se toma terrenos”, enfatizaron. 

Incluso, aseguran que muchas son casas de veraneo de personas que llegan a la zona. 

Líderes de la toma tipo “condominio”: una dirigente y exfuncionario municipal

Marisol Lagos, dirigenta de la toma tipo “condominio”, señaló al matinal Mucho Gusto que las familias la contactaron, ya que previamente había representado otra toma. Agregó que siempre la intención fue poder llegar a un acuerdo con los dueños.

“La gente que representamos hoy, es gente de esfuerzo trabajadora que construyó sus casas acá, con el fin de poder comprar”, añadió la dirigenta, quien aseguró que están en proceso de negociación con los dueños. 

Cada familia pagó una cuota de ingreso y un monto adicional para asegurar un espacio. Esto se ocuparía para gastos comunes, que incluiría baños públicos y agua para la mantención. 

null

Marisol aseguró que esta es la única forma que tienen para acceder a una vivienda. “Es lo mismo que hace el sistema, nos pone una pistola en la cabeza, no tenemos otro que condenarnos a vivir como vive la gente pobre”, dijo la mujer. 

Su pareja, Cristian Reyes, constructor civil y exfuncionario del municipio de Quintero, sería la otra persona que representaría a las familias que actualmente ocupan el terreno. 

Dueños desmienten negociaciones: “Son usurpadores, unos mafiosos”

Por su parte, Juan Valenzuela, carabinero en reitero y quien representa a los dueños del predio, dijo a Mucho Gusto que estas supuestas negociaciones son falsas. 

“Es imposible, digamos, negociar con una pistola en el pecho (…) Si ellos quisieran, o hubiesen querido negociar con nosotros, primero hubiesen negociado y no tomado el terreno”, añadió Juan.

El dirigente agregó que hay una orden de demolición de las estructuras, sin embargo, no se ha concretado porque el predio no ha sido desalojado. 

“No vamos a negociar con la señora Marisol y compañía limitada, porque son usurpadores, unos mafiosos que le cuentan el cuento a la gente de que ya están próximos a firmar un contrato con los dueños, lo que es absolutamente falso”, dijo enfático el dirigente de los dueños. 

Juan indicó que la gente que vive en la toma ha sido engañada y que eventualmente terminarán por perder las viviendas y los terrenos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba